cerrar facebook twitter Youtube Instagram
1 de febrero de 2023
Envío gratis
0

Sin productos

Total: 0,00 €
Formalizar compra
Buscador
21 de octubre de 2014
La Cosa del Pantano de Brian K. Vaughan: ¿Quién es quién?
En las última páginas de La Cosa del Pantano de Brian K. Vaugham núm. 2, se incluyen las siguientes fichas de personajes, que bien podrían estar redactadas por la Agente Especial Rodríguez: operativo del DDI que sigue las pistas de nuestra protagonista. Así pues, parecen documentos idóneos para conocer en profundidad a algunos de los secundarios que acompañan a Tefé Holland en su particular odisea.

TEFÉ

Nombre legal: Tefé Holland.
Profesión: elemental de la Tierra.
Base de operaciones: móvil.
Estado civil: soltera.
Altura: 1,68 m.*
Peso: 57 kg.*
Ojos: verdes.*
Cabello: blanco.*
Primer avistamiento:
(como brote), octubre de 1987 (archivo ST-VOL2-EEUU-65);
(como niña), diciembre de 1989 (archivo ST-VOL2-EEUU-90);
(como adolescente), mayo de 2000 (archivo CP-BKV-1).

*Es posible que Tefé emplee sus habilidades elementales para alterar su aspecto.

Directora, soy consciente de que conoce mejor que nadie la historia de este sujeto; sin embargo, permítame por favor escribir un breve resumen de su vida hasta la fecha. Aún estoy confusa de narices, y le agradecería tener ocasión de volver a tratar de entenderlo. Al dar por muerto a Alec Holland, el elemental de la Tierra conocido como “Cosa del Pantano”, la mente colectiva de la naturaleza conocida como el Verde creó a una nueva protectora en forma de joven brote. El Verde averiguó que Holland seguía vivo, así que ordenó ejecutar al brote, que resultaba redundante. El mago infernal John Constantine la indultó, y Alec ocupó su cuerpo para dejar embarazada a su esposa humana, Abigal Arcane Cable Holland, con la “semilla” de aquel brote. Cubierta por la carne y la sangre de un bebé, a la primera elemental humana la llamaron Tefé (supongo que por el río homónimo). Dado su poder de manipular tanto la vegetación como la carne a escala elemental, es posible que sea la criatura más poderosa de la historia.

Aunque sus padres confiaban en que Tefé tapara una brecha cada vez mayor entre el reino vegetal y la humanidad, el Verde intentó convencerla de que su destino consistía en salvar “su” enfermo planeta destruyendo a las personas. Asustada y confusa, huyó y segó varias vidas humanas antes de que sus padres la encontraran. Como sabían que su obstinada hija era demasiado poderosa para matarla sin más, Alec y Abby intentaron “desprogramarla” alejándola de los pantanos. Así, la dejaron con una cariñosa familia humana que la tomó por su hija, Mary Conway, que estaba gravemente enferma.

Al parecer, la verdadera naturaleza de Tefé volvió a despertar hace poco, cuando mató ados amigos de la joven Conway y empleó sus poderes para crear un simulacro sin vida de la propia Mary, presuntamente para convencer a Alec y Abby de que su hija estaba muerta. Como se niega a jurar lealtad ciega tanto al Verde como a la humanidad, sospecho que Tefé busca algo de lo que fiarse y que le diga cuál es su misión... y a esta agente le ha quedado muy claro que está dispuesta a destruir todo lo que se interponga en su camino. 

DAFNE

Nombre legal: no procede.
Profesión: planta de maceta.
Base de operaciones: móvil. Altura: 40 cm.*
Peso: 1,36 kg.*
Primer avistamiento: mayo de 2000 (archivo CP-BKV-1).

He escrito muchos informes a lo largo de mi carrera, pero esto es una novedad...

Este arbolito de laurel (Laurus novilis) parece ser el compañero más fiel de la joven Holland. Sin duda, le puso dicho nombre por la ninfa de la mitología clásica que se convirtió en la misma planta para huir de las intenciones lascivas del dios Apolo. Dafne es lo único que que- da de la vida de Tefé como Mary Conway, y también lo único que lleva consigo.

Por extraño que parezca, creo que, definitivamente, mantiene algún tipo de vínculo con este árbol. Como Tefé parece mostrar mucho menos afecto por casi todos los humanos, amenazar a la planta podría ser la mejor forma de explotar y manipular a la chica.Aunque no he visto nunca a Tefé sin la planta durante su primer viaje por América, no he
visto a Dafne desde que la joven volvió a la zona de Los Ángeles. Puede que haya dejado a su querida planta con alguien antes de embarcarse como polizón en un petrolero que se dirigía a Alaska, pero ignoro de quién se fía tanto. 

PILATO

Nombre legal: desconocido.
Profesión: antiguo vigilante de un parque temático, actualmente desocupado.
Base de operaciones: Los Ángeles (California).
Altura: 1,83 m.
Peso: 88 kg.
Ojos: castaños.
Cabello: castaño.
Primer avistamiento: agosto de 2000 (archivo CP-BKV-1).

¿A quién tengo que chupársela en el Pentágono para conseguir información veraz sobre este tipo? Lo único que he logrado descubrir es que a este francotirador experto lo llaman Pilato porque, igual que el hombre que condenó a muerte a Jesús, cuando te pone en la cruz, estás crucificado. (Me juego lo que sea a que esa mierda se le ocurrió a algún capellán militar con demasiado tiempo libre.)

Según los registros públicos, a este hombre de 30 años le dieron el alta deshonrosa por desaparecer tras un viaje a Panamá. Supongo que no dejó plantados a los marines
porque tenía miedo de aquella mierda de la Guerra del Golfo, pero ¿qué pasó en el canal para sacar a este figura del cuerpo?

Tras una reciente “entrevista” nocturna con el sujeto, he averiguado más de lo que quería saber sobre Alison, su rifle Winchester modelo 70 de 270, pero nada sobre Tefé, a
quien conoció según mis fuentes en un parque natural de Los Ángeles. Dudo mucho de que este piltrafa averiguara cosas significativas sobre nuestra joven elemental durante su
breve encuentro, pero sería un placer eliminarlo si semejante acto le parece necesario.

Joder, me encantaría pegarle un tiro en la nuca a 400 metros de distancia. Los francotiradores son unas nenazas...

BARNABAS

Nombre legal: Barnabas Tookoome.
Altura: 1,78 m.
Peso: 82 kg.
Ojos: azules.
Cabello: moreno.
Profesión: bombero paracaidista jubilado, actualmente de baja por minusvalía.
Base de operaciones: norte de Alaska. Estado civil: soltero.
Primer avistamiento: agosto de 2000 (archivo CP-BKV-1).

Os aseguro que este tío dará problemas.

Como casi todos los inuits contemporáneos, Barnabas es una amalgama del pasado y el presente. Aunque su abuelo fuera un angakok, un hombre de medicina de los nanooks del Norte, su padre era un geólogo muy respetado. Y digo que “era” porque murió recientemente en extrañas circunstancias; pero no me extrañaría que su hijo hubiera tenido algo que ver. Aunque parezca inofensivo, tiene algo que no me cuadra... y no me refiero a su rostro desfigurado y horrendo.

Según los periódicos, Barnabas resultó gravemente quemado mientras cumplía su deber como bombero paracaidista en los bosques del norte de Alaska, un incidente que, según
sus colegas, lo dejó obsesionado con el fuego. Como digo, es un tipo muy raro. Cuando volcó el Kelly, un barco pesquero, creo que Barnabas encontró a Tefé (la única
superviviente confirmada) en la costa, cerca de su cabaña. La cuidó personalmente hasta que se curó, pero sospecho que a la elemental igual le habría ido bien sin él. Ahora,
Barnabas la sigue como un perrito faldero, pero como me ha ordenado no acercarme a Tefé en ningún momento, no he sido capaz de discernir la naturaleza exacta de su relación. Aun así, parece obvio que la adora e incluso que la idolatra.

Al final, no sé si Barnabas será mala influencia para Tefé o si esta será peor influencia para él. 

KUDZU

Nombre legal: desconocido.
Profesión: asesino a sueldo.
Base de operaciones: desconocida.
Estado civil: desconocido.
Altura: no confirmado.
Peso: no confirmado.
Ojos: no confirmado.
Cabello: no confirmado.
Primer avistamiento: octubre de 2000 (archivo CP-BKV-2).

La mejor información visual que puedo aportar de este sujeto es un dibujo basado en testimonios muy poco fiables del topo que tenemos en el Verde. Sinceramente, no creo que esta cosa exista. Un recordatorio: al parecer, la kudzu (Pueraria lobata) la trajeron a Estados Unidos desde Japón en 1876. Desde entonces, esta planta se ha convertido en una leyenda urbana que mencionan los demás árboles para asustar a sus pimpollos. Me han dicho que, hace siglos, una vid de kudzu halló el modo de fusionarse con un sujeto humano, un antiguo samurái o alguna mierda de esas. Se supone que este híbrido de planta y humano trabaja ahora como asesino a sueldo inmortal, pero solo mata a quienes violan un código ético en concreto. (Parece uno de esos cagados de la CIA.)

Nuestro topo dice que corre el rumor de que el Verde ha contratado a Kudzu para eliminar a la malvada Tefé Holland, pero esta agente duda mucho de la existencia de este monstruo fantástico. Y aunque esté muy equivocada, le aseguro que estoy más que preparada para aniquilar a este patético hombre planta japonés antes de que esté tan cerca de nuestra chica como para escupirle.





Viñetas y bocadillos - Junji Ito: El Maestro del terror en el cine, en el manga y la televisión
Zona Negativa - 30 aniversario de La muerte de Superman