cerrar facebook twitter Youtube Instagram
19 de enero de 2022
Envío gratis
0

Sin productos

Total: 0,00 €
Formalizar compra
Buscador
10 de junio de 2016
El linaje de Green Lantern
Corría 1940 y los superhéroes ya se habían abierto camino en el incipiente mundo del cómic. El éxi­to de Superman, Batman y Shazam confirmaba que los lectores estaban ávidos de aquel tipo de en­tretenimiento, sobre todo cuando la opinión pública empezó a considerar inevitable la intervención de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Así las cosas, una editorial llamada All-American Publications, una de las precursoras de la actual DC Comics, se subió al carro de los justicieros con poderes o habilidades especiales. Uno de los que salieron de allí fue Green Lantern, un arquitecto que terminaba obteniendo un anillo místico que le salvaba la vida tras un sabotaje ferroviario. La primera aparición del nuevo héroe, escrita por Bill Finger, fue el inicio de sus muchas aventuras en solitario o en el seno de la Sociedad de la Justicia de América.

Tras una década en revistas como All-American Comics, Comics Cavalcade, All-Star Comics o Green Lantern, Alan Scott pasó a un olvido relativo junto a muchos otros contemporáneos. La guerra ya había terminado y el público estaba más interesado en otro tipo de géneros, como el western o la ciencia ficción convencional. De hecho, llegado el momento de retomar el concepto de Green Lantern en 1959, los artífices de su retorno decidieron adscribir la renovación del Gladiador Esmeralda a ese último género. A partir de entonces, Hal Jordan, el titular del puesto, era miembro de una organización policial intergaláctica, el Cuerpo de Green Lanterns, que contaba con la atenta supervisión de unos alienígenas de gran poder e inteligencia conocidos como Guardianes del Uni­verso. En manos de autores como John Broome o Gil Kane, Jordan conoció a numerosos aliados y enemigos, entre los que siempre destacó Sinestro, una suerte de reverso oscuro (o amarillo) del personaje. Con el tiempo, el concepto de la policía cósmica resultó tan jugoso que fueron muchos los agentes nuevos que se fueron presentando, incluidos dos terrícolas que ejercían como reserva de Jordan. Se trataba de Guy Gardner y John Stewart, a cuyo debut asistimos en este volumen después de conocer las historias originales de sus predecesores. En cuanto a Scott, se estableció que vivía en un universo paralelo junto a los demás héroes de su época.

En el caso de Stewart, su primera aparición formaba parte de una etapa más amplia, el viaje por Estados Unidos que emprendían Green Lantern y Green Arrow, amigo, socio de la Liga de la Justi­cia y compañero de cabecera. Los autores que se ocuparon de narrar aquel periplo fueron Dennis O’Neil y Neal Adams, que hicieron historia abordando problemas sociales como, en el caso que nos ocupa, el racismo. Stewart no se incorporó de inmediato a las aventuras de Jordan como secunda­rio habitual, pero con el tiempo fue adquiriendo un protagonismo que se incrementó en los años ochenta y a principios de los noventa, que, curiosamente, también fueron la época de esplendor de Guy Gardner. De hecho, los tres terrícolas terminaron compartiendo cabecera mientras Scott, junto a los héroes de los años cuarenta, estaba atrapado en el Ragnarok a la espera de tiempos mejores. Aquella suerte de triunvirato formado por Gardner, Stewart y Jordan se truncó a mediados de la década de los noventa cuando este, enloquecido por la destrucción de su amada Coast City, se convertía en un villano cósmico llamado Parallax que lo arrasaba todo a su paso, incluido el planeta Oa, la sede de los Guardianes. Era una época de renovación y golpes de efecto, y nada mejor que presentar a otro Green Lantern de nueva factura y mucho más joven para llamar la atención de los lectores. Kyle Rayner se convertía así en protector oficial de la Tierra… y de todo el universo, ya que era el único portador del anillo en su época.

Después del debut de Rayner, este volumen de aniversario se completa con dos historias muy espe­ciales. Una es la actualización de la primera aventura que compartieron Alan Scott y Hal Jordan en los años sesenta con Krona como adversario. La segunda es el especial Green Lantern: Fear Itself, una historia extensa que, dado su carácter coral, refleja a la perfección las diferentes generaciones de Green Lanterns que han pasado por el Universo DC con la participación de los grupos de justi­cieros a los que pertenecían.

Como vemos, se trata de una cuidada selección de material que, tanto por su contenido como por sus autores, la mayoría cruciales para la trayectoria de Green Lantern, rinde un homenaje idóneo a los 75 años de vida de estos personajes. Todos ellos siguen muy vigentes hoy en día con el Nuevo Universo DC, tanto en la serie mensual Green Lantern como en otras publicaciones, desde Green Lantern: Nuevos Guardianes hasta Tierra 2, donde vimos la versión renovada y rejuvenecida de Alan Scott, el héroe con el que empezó todo. Por supuesto, allí también recibe sus poderes tras sufrir un sabotaje ferroviario, todo un homenaje al relato clásico que estamos a punto de leer.

Fran San Rafael 

Introducción de All american comics (1940-2015): 75 años de Green Lantern ¡Ya disponible en vuestro punto de venta habitual!

Previa de All american comics (1940-2015): 75 años de Green Lantern



Zona Negativa - El Pacificador
Rockdelux - Dave McKean: Píntame un cómic