cerrar facebook twitter Google+ Youtube Instagram
18 de diciembre de 2017
Envío gratis
0

Sin productos

Total: 0,00 €
Formalizar compra
Buscador
12 de enero de 2017
Orígenes secretos
En noviembre de 1988, DC publicó el número 32 de la cabecera mensual Secret Origins (cabecera dedicada a poner al día el origen de los superhéroes del Universo DC después de Crisis en Tierras Infinitas). Aquella entrega en particular estaba escrita por Keith Giffen y Peter David, dibujada por Eric Shanower, y dedicaba sus 38 páginas a actualizar con elegancia la primera aparición de la Liga de la Justicia de América (siguiendo el modelo clásico concebido por el escritor Gardner Fox y el dibujante Mike Sekowsky en el número 9 de Justice League of America en febrero de 1962). En 1998, el dibujante Barry Kitson y los guionistas Brian Augustyn y Mark Waid (que fue editor de Secret Origins cuando se publicó la historieta de la Liga) retomaron la historia del supergrupo allí donde la habían dejado Giffen, David y Shanower. El resultado fue la serie limitada de 12 episodios Liga de la Justicia: Año uno, que hizo las delicias de los aficionados al mayor equipo de superhéroes del Universo DC.

Augustyn y Waid, además de guionistas, eran dueños de un conocimiento museístico de la historia del Universo DC. Eso les permitía introducir toda clase de guiños a la trayectoria del grupo y, también, a la del cosmos superheroico en que se insertaban sus aventuras. Pero, para disfrutar del argumento, no es indispensable ser un erudito en materia de superhéroes. Liga de la Justicia: Año uno es, ante todo, un entretenido relato de aventuras protagonizado por una galería de personajes bien trazados. Y aunque la Liga afronte amenazas a escala planetaria, el verdadero interés de la trama reside en las peculiares relaciones que se establecen entre sus miembros.

En verdad, el peso de la historia descansa muchas veces sobre escenas al margen de la batalla, ya sean reuniones de grupo o apartes en los que dos miembros conversan y congenian. Waid y Augustyn trazan un retrato bien definido de cada uno de los miembros del grupo, dramatizando sus virtudes y sus flaque­zas. Y el dibujante Barry Kitson refuerza esa intimidad con unas imágenes sutiles repletas de elegancia, claridad y limpieza. Y todo ello sin renunciar al entretenimiento y al espectáculo, atributos indispensables de todo buen tebeo de superhéroes que se precie.

Con Liga de la Justicia: Año uno, Augustyn, Waid y Kitson renovaron los orígenes de la Liga de la Jus­ticia construyendo un retrato sencillo, creíble y dramático de los primeros días del equipo. Un retrato que hoy, casi 20 años después de su primera publicación, conserva intacta toda su frescura.

Jorge García

Artículo publicado en las primeras páginas del volumen Grandes autores de la Liga de la Justicia: Mark Waid - Año Uno ¡Ya disponible en vuestra librería habitual!

Previa de Grandes autores de la Liga de la Justicia: Mark Waid - Año Uno
Zona Negativa - Año 1 de Renacimiento en España
Historia y Cómic - ¡Maldito Allende!