cerrar facebook twitter Youtube Instagram
22 de noviembre de 2019
Envío gratis
0

Sin productos

Total: 0,00 €
Formalizar compra
Buscador
23 de marzo de 2017
Scooby-Doo, ¿dónde estás?
La mañana del sábado 13 de septiembre de 1969 sorprendió a los telespectadores más jóvenes de la cadena estadounidense CBS con una nueva serie de dibujos animados: Scooby-Doo, Where Are You! Su productora era la compañía Hanna-Barbera y sus protagonistas eran un singular quinteto de detectives formado por cuatro adolescentes (Fred, Daphne, Velma y Shaggy) y un gran danés desgarbado, miedica y glotón cuyo nombre daba título al programa. Cada semana, la pandilla resolvía un misterio sobrenatural. La investigación concluía invariablemente con el descubrimiento de un engaño y el desenmascaramiento de un impostor. Las historias destilaban un tono ligero, ameno y divertido que les granjeó enseguida una enorme popularidad. El éxito vino acompañado del lanzamiento de toda clase de productos relacionados con los personajes. Naturalmente, los tebeos se incorporaron enseguida al merchandising de la serie.

En marzo de 1970, la editorial Gold Key puso en circulación el primer cómic de Scooby-Doo. Desde entonces, las aventuras del quinteto de detectives han sido publicadas por una larga lista de editoriales, incluidas Charlton, Marvel, Archie y, a partir de 1997, DC Comics. Originalmente publicado en noviembre de 2013, ¡Scooby-Doo! y sus amigos es el penúltimo de una larga lista de títulos relacionados con el personaje. Se distingue de sus predecesores por la peculiaridad de situar al mítico can en medio del panteón heroico del Universo DC.

Al frente de ¡Scooby-Doo! y sus amigos, DC puso a un auténtico especialista en el arte de escribir para público infantil y juvenil: el guionista Sholly Fisch. Este autor oriundo de Nueva Jersey es sobradamente conocido por los lectores de ECC por sus guiones para Action Comics o para la espléndida serie The Brave and The Bold (traducida al castellano como El intrépido Batman). Es un profesional con años de experiencia en el campo de la ficción infantil. El catálogo de su obra comprende adaptaciones en historieta de series de animación como Looney Tunes o Powerpuff Girls. Pero también incluye trabajos para la empresa Sesame Workshop, una novela de Ghostbusters, y el ensayo académico Children’s Learning From Educational Television: Sesame Street and Beyond.

En una entrevista a la bitácora digital School Library Journal, Fisch reveló que ¡Scooby-Doo! y sus amigos nació cuando la editora Kristy Quinn le telefoneó para preguntarle si estaría interesado en realizar un crossover entre Batman y Scooby-Doo. El guionista respondió que sí y acto seguido envió media docena de propuestas argumentales. Al recibir esta avalancha de ideas, la editora decidió expandir el proyecto y convertirlo en una cabecera mensual donde el famoso gran danés se encontrase mensualmente con alguno de los personajes de DC. La identidad de los primeros invitados (Batman y Robin) fue todo un guiño a los lectores veteranos.

Y es que el Dúo Dinámico ya había tropezado con Scooby y sus amigos en dos capítulos del programa televisivo The New Scooby-Doo Movies, en 1972. Las páginas de ¡Scooby-Doo! y sus amigos rememoran sutilmente el argumento de aquellos dos episodios en que Batman y Robin unían sus fuerzas con Misterios S.A. para derrotar al Joker y al Pingüino. En sintonía con el tono de homenaje, el dibujante argentino Darío Brizuela (que había colaborado con Fisch en The Brave and the Bold) se mantuvo fiel a la apariencia clásica del quinteto de Hanna-Barbera. También respetó la estética con que el Caballero Oscuro y el Chico Maravilla habían comparecido ante Scooby-Doo durante su primer encuentro. El trazo limpio y la claridad narrativa que distinguen al argentino lo convirtieron en el artista ideal para dibujar la serie.

Pero el homenaje no se redujo solo al campo de la estética. En ¡Scooby-Doo! y sus amigos, Fisch reproduce con rigor las constantes del programa televisivo. Es fiel al temperamento de los protagonistas, a su universo, a sus bromas privadas (especialmente entre Shaggy y Scooby). Respeta incluso el típico gag de cierre de cada episodio. El resultado es una brillante combinación de comedia ligera, acción trepidante y ficción detectivesca. Ni más ni menos como la serie de televisión que le sirve de inspiración. Sin embargo, la presencia de los personajes de Hanna-Barbera infunde una luz y un color muy especiales al Universo DC.

¡Scooby-Doo! y sus amigos
muestra la faceta más luminosa de héroes como Batman, Aquaman, el Espectro, Hawkman o Wonder Woman. También revive viejas creaciones de Hanna-Barbera como Space Ghost o los Jetson (devenidos ahora personajes de culto). Es un producto liviano, destinado al entretenimiento del público infantil. Pero, gracias a la inteligencia, la simpatía y el humor que irradia, se convierte en un divertimento de primer orden para lectores sin complejos ni límite de edad. Y demuestra una vez más que los mejores tebeos infantiles son aquellos que no caen en el infantilismo.

Jorge García 

Artículo publicado en la primera entrega de ¡Scooby-Doo! y sus amigos ¡Ya a la venta en tu librería favorita! ¡A un precio irresistible!

Previa de ¡Scooby-Doo! y sus amigos



Libros y Literatura - Mr. Milagro
Fotogramas - The Batman y Batman: El Largo Halloween